Poemas de amor

Seguro que en más de una ocasión has intentado expresar tus sentimientos amorosos, pero no has encontrado las palabras adecuadas, si has llegado hasta aquí muy probablemente sea una de las principales causas.

Como sois muchos los que os habéis visto afectados por esta situación hemos reunido los mejores poemas de amor para que logres seducir a la persona a la que amas, sea tu pareja o no (todavía).

No hace falta que copies el poema textualmente, puedes inspirarte en ellos y escribir tus versos personalizados y pensados exclusivamente para la persona a la que va dirigido.

Poesía de amor

Poemas románticos-opt

  • El tiempo se desvanece como la arena entre mis manos, poco a poco, cada vez queda menos, solo me alimenta el deseo de saber que cada grano de arena fue un instante de locura que compartimos, entre sábanas y humo, mientras el reloj no paraba de moverse.
  • Las lágrimas que volcamos aquellas semanas hubiesen reavivado un rio seco, llenándolo de vida y primavera, fueron duras, pero, si lo piensas bien, merecieron la pena, porque conseguimos devolverle la primavera al río que une nuestros corazones.
  • Es alucinante despertarse a tu lado, especialmente cuando te tocan los primeros rayos de sol de un mañana primaveral, entre el humo del último cigarrillo y las paredes amarillentas de la habitación, ¡Qué poco hace falta para ser feliz!
  • Corre más que tus miedos, y nunca miras atrás, solo así conocerás el amor verdadero, porque enamorarse significa siempre una huida hacía delante mientras el terror te pisa los talones constantemente, esperando a que te rindas.
  • Si tuvimos la suerte de conocernos, fue porque nos atrajo aquel olor fuerte, intenso pero dulce, de los que quieren compartir su vida sin pedir nada a cambio. Esa fue nuestra fortuna, a veces, me parece seguir notando ese olor entre las sábanas, ojalá no desaparezca nunca.
  • ¿I si no nos separamos nunca? Con la solidaridad de las aves que están siempre en movimiento, con la fidelidad del perro y el aguante de un roble. Vamos a fundirnos en la naturaleza para que no nos reconozca nadie.
  • Entre tantas mentiras fue difícil poder desenterrar la verdad que buscabas, murió tantas veces que costaba hacerla volver a vivir, pero nunca olvides que la verdad es la primera condición para amar, sin verdad cualquier relación es de plástico.
  • Busco a una persona que sepa ya vivir pero que no le moleste seguir aprendiendo poco a poco, mejorando cada día. Quiero a alguien que entienda que la vida no estática, y que se puede mejorar si sabes tocar las teclas adecuadas, busca alguien fugaz que sea para toda la vida.
  • El amor puede ser una dulce codena, el orden en el caos de la vida rutinaria. Temblar de soledad es humano, temblar por perderla es una enfermedad horrible, solo la pasión y la locura te pueden vacunar.

Poemas de amor para mi novio

Poemas de amor para mi novio-opt

  • Todos los minutos que pasaste en mi cama me parecieron un largo instante en el desconocido paraíso de las pasiones, de los instintos más animales que se intuyen en tus fuertes brazos mientras me acaricias lentamente la espalda buscando mi corazón.
  • Quiero hacer a tu lado todo lo que nadie se ha atrevido a escribir nunca, lo más atrevido que exista. El último vals en la falda de un volcán en erupción, correr en una ciudad en llamas, una carrera mientas nos invade un maremoto…
  • Quiero llegarte hasta lo más profundo de tus entrañas, con la lengua y con los dedos, llegar hasta al final, para encontrar allí tu alma, si existe, para lamerla con la pasión mojada que solo tú consigues desatar.
  • Tu alma o tu vida me dijiste cuando te conocí, elegí entregarte el alma, y no me arrepiento, ya no puedo vivir sin tu torso protegiéndome, si tus brazos agarrándome para que no me pierda o me tire.
  • Olvide lo que significaba tu ausencia, es una sensación absurda que me recorre las entrañas, esté donde esté, por muy rápido que me mueva, siempre me persigue, solo tú tienes la pócima que para acabar con este tormento.

 Versos de amor

Versos de amor-opt

  • Sigue a quien te diga que es capaz, a quien lleva la felicidad en el bolsillo, del que duda, pero sigue adelante, del que sabe saciar la sed sin el miedo de ahogarse. Sigue a quien te enamore con su magnetismo, déjate llevar por su fuerza de atracción: vive, sueña, vuela y sé feliz.
  • Quise correr más que mis temores, y caí, justo el lado del desánimo, que me tendía la su mano solidaria, pero apareciste, entre la niebla de aquel sombrío lugar. Decidí seguirte, y no me arrepiento, poco a poco, has ido cosiendo las heridas más dolorosas, hasta sanar mi alma y devolverme a la vida, que ahora ya solo tiene sentido si la comparto contigo.
  • A lo mejor con la promesa de una vida mejor o con un poema lento y desosegado, quizá seas capaz de mirarte a ti mismo y reconocer que todo cobra sentido si amas: ama fuerte, lento, suave, con la punta de los dedos, haciendo el pino, bailando o corriendo, pero ama, sino ¿Qué sentido tiene sentir contando los días?
  • Era tan difícil pedirte que te quedaras a mi lado, me sentí como un barco que no encontraba su puerto, empecé a vagar por la profundidad de los mares de soledad, por eso siempre digo que eres un oasis terrenal en este océano llamado universo.
  • Prefería que se pararan los relojes cuando hablas, para poder sentir el latido lento de tu respiración mientras emanas una sinfonía de palabras, que, aunque fueran en un extraño idioma, me cautivan y embrujan.
  • Hay personas contra las que nunca encontrarás razones para no volar a su lado, para no rendirse ante su instintivo olfato para los amores y las locuras.
  • Nuestras sonrisas se pusieron a hablar el mismo idioma justo en el momento en el que nuestros corazones se encontraron en esta jungla qué es la soledad, entre ruido de viejas canciones y copas de éxitos fugaces.
  • No sé que haré con estás manos vacías de ti, de tus abrazos, del dulce aroma de tu compañía, de las tardes de verano en el viejo puerto… Buscaremos el mar, el tiempo y la melancolía, aunque solo cobran forma si estamos juntos.
  • Que duro es el paso del tiempo a veces, impasible y sigiloso, aprovecha nuestra inocencia para echarnos los años encima con mucho disimulo, y nuestros corazones envejecen, pero a quien le importa mientras envejezcan juntos.
  • Las ruinas de mi corazón nunca tuvieron ventana, ni siquiera antes de ser escombros, quizá fuese mejor prenderles fuego y empezar de cero, un fuego purificador que me ayude a dejar atrás el pasado y poder construir un futuro a tu lado.

¿Quieres leer más versos de amor? Visita este artículo: Versos cortos de amor

Poemas románticos

  • De pronto apareces en el labirinto de mis sentimientos, edificando fríamente las más profundas pasiones que dan vida a mi nuevo yo, un yo conectado a ti, tu criatura. Poco a poco, entre silencios, te has convertido en mi espejo y mi motivación.
  • Solo lo que queda entre las paredes de nuestros corazones merece la pena ser vivido, como la marea, que poco a poco va ganado terreno ante la mirada impasible de la arena, que espera que el paso del tiempo le devuelva lo conquistado mientras disfruta de la invasión tenue e indolora, dulce como un húmedo beso a la madrugada.
  • Nadie te contó que los príncipes y las princesas no existían, las líneas que escribieron para nosotros carecen de sentido en esta cadencia de corazones rebeldes, airados, ansiosos del dulce ritmo del caos, torpemente combinado con la inocencia de los años que nos quedan por vivir.
  • Nunca más volveremos a vivir aquel mágico atardecer, en aquel solitario puerto escuchando el constante golpe de las olas del mar que traían olor a nostalgia y bondad. Los recuerdos se los lleva el viento, pero siempre quedará algo en el corazón de quien alguna vez ha amado.
  • Llegó la amarga ausencia de tus dulces besos a ponerme una venda en los ojos, a creer que era mejor persona si sabía manejar la soledad. Pero me he dado cuenta de que cuando tú no estás la soledad me domina y se convierte en un mar de tristeza e incomprensión.
  • Tus besos son la esperanza que me guía en el amargor de este caótico universo, el ticket de entrada a la felicidad reservada a unos pocos afortunados, un paraíso escondido entre secretos labios.
  • Dicen que sería mejor olvidarse de un amor tormentoso, no merece la pena sufrir tanto, no saben que no se le pueden poner puertas ni al campo ni al mar, ni tampoco a un corazón debocada a toparse contra el muro de la felicidad, buscando volar y ser libre al mismo tiempo que sabe que acaba herido.

Poemas de amor para mi novia

  • A veces no damos importancia a los pequeños detalles, yo, en cambio, siempre intento fijarme en tus pequeñas particularidades que te distinguen de las demás: una peca en la oreja, un movimiento leve con las manos para apartarte el cabello, y, sobre todo, esa mirada de pantera que me hace sentir libre cuando tus ojos se calvan en mí.
  • Mirarte es como seguir dormido, como si se rompiera el reloj y un abrazo paralizara la marea de los tiempos, me gusta hacerlo mientras sube lentamente la marea y una suave brisa nos trae los recuerdos de toda la andadura que hemos hecho, siempre juntos, acariciando con cariño la historia.
  • Cuando abra los ojos me gustaría que siguieras aquí, seguir oliendo tus besos y tocando tus miradas mientras la vida consume nuestros segundos lentamente, y nos hace maridarnos poco a poco, con la considerable mejora que solo la experiencia y los días gastados puede darnos.
  • Tu belleza es tal que no hace falta mas que el silencio para engalanarla, el tiempo pasado entre tus labios te dará una idea, también la rudeza de mis ojos, que se quedan estancados en tu figura mientras se deshacen poco a poco mis pupilas.
  • Ojalá que no perdamos nunca la llave, esa que abre todas las puertas de nuestros cofres más secretos, los juegos prohibidos del alma y las noches de espeso humo y abrazos.
  • Quien sabe cómo librarse del embrujo de tus ojos, quien sabe, si quiera, si dicho ungüento existe, lo único que sé es que, si existiese, no quiero conocerlo. A veces el embrujo de la mujer correcta es más placentero que la cruda realidad adulterada por los versos de plástico.
  • Cuando duermo tengo pesadillas horrendas que preceden a encantadores sueños breves, ¿A qué no adivinas en cual de los dos sales mi niña?
  • Mírame, no me voy a rendir, plantaré la bandera en tu roto corazón, pero antes lo coseré con el dedillo de la paciencia, con el hilo de los tiempos y con el dulce vuelo de las agujas de salvar pasiones.